¿Qué es la escucha consciente?

La escucha consciente es un método desarrollado por Matias Kamelman (Músico y productor, Master en Musicoterapia y Master en Coaching Musical) derivado de sus años de experiencia en el trabajo con la música y la síntesis y sinergia de las distintas disciplinas en las que ha profundizado que lo llevan a crear este enfoque: La Musicoterapia, El Coaching Musical, la educación musical, la PNL, la Psicología, la Filosofía, la oratoria, las neurociencias, la meditación, el Iaido y las artes marciales.

El método de Escucha Consciente tiene como principal objetivo la mejora de la calidad de vida.

Puede trabajarse de forma individual o en grupo. 

¿A quien va dirigido?

Toda persona que busque una mejora en su calidad de vida y crecimiento personal.

Acompañamiento a pacientes con dolor crónico (especialmente fibromialgia) o cualquier tipo de trastorno degenerativo (trabajo con 3ra edad)

Acompañamiento de pacientes psicológicos y/o cognitivos.

Mejora de dinámica de grupos de trabajo, team-building, 

¿En que consiste?

Como parte de la definición de instrumento, los seres humanos somos un cuerpo vibratorio, un cuerpo vibratorio que vibra a nivel mental, emocional, físico y espiritual.

Igual que un instrumento, que suena con todas las partes que lo componen, nosotros “vibramos” con la participación de estos 4 elementos esenciales A LA VEZ  y cuando estos 4 componentes están “afinados” cada uno y entre sí nuestra Vibración es OPTIMA.

A su vez Igual que un instrumento, el tiempo, el USO (y el uso indebido) NOS DESAFINA. 

Podemos desafinarnos en uno de los campos, pero seguramente la desafinación de uno, por el mismo principio de resonancia y emparejamiento, acabará desafinando los demás.

Este mismo principio, nos anima a “afinar” alguno de ellos como manera de comenzar a re-afinarnos, o si ya estamos “afinando” alguno, ayudar afinando los más que podamos. 

En una guitarra desafinada la primera medida a tomar, sería la tensión de las cuerdas, desde las clavijas, y sería algo circunstancial, pero con el uso, la cuerda se deteriora y necesita cambiarse, o la madera “cede” y el mástil se encorva, los trastes se liman (con lo que ni con cuerdas nuevas afina la guitarra). 

La mayoría de nosotros notaría una guitarra muy desafinada, ¿pero una que no lo está tanto? ¿Sabríamos si el problema se resuelve con las clavijas, cambio de cuerdas o enderezando el diapasón? Básicamente, ¿distinguimos donde está desafinada?

¿Cuales serían en nosotros las “clavijas”, los “cambios de cuerda” o la ida al “lutier” que endereza el mástil?

¿Notaríamos si nosotros estamos desafinados? Y si sí, ¿dónde?

La metáfora de la guitarra ilustra la idea que origina este concepto: 

Escuchar música, participar de la música de una manera consciente y activa registra la musicología y la musicoterapia que se hace desde los comienzos de la humanidad.

La música ha formado parte de nuestros ritos humanos, nuestras creencias y religiones, nuestras batallas, nuestros crecimientos y todas nuestras penas, celebraciones y un largo etc. para algunos musicólogos y etimólogos incluso antes que el lenguaje hablado. 

La neurociencia a día de hoy, a conseguido demostrar que la música es un método efectivo para reducir el estrés y ansiedad, disminuir la percepción del dolor, concentrarnos, y un largo etc.  Ya que actúa directamente sobre nuestro centro emocional entre otras cosas.

La música, desde los inicios de la humanidad, ha conectado al hombre con lo divino, al hombre con el hombre y al hombre consigo mismo. 

La música y su vibración, devuelve al Ser humano con sus 4 componentes, físico, mental, emocional, espiritual a su estado vibracional optimo. 

Pero… ¿Cualquier música? ¿Escuchada de cualquier manera?

El aprender a escuchar conscientemente nos brindará la posibilidad de re-conectar con la música en su origen más primario. 

La escucha consciente, no es una escucha pasiva, sino presente y activa en donde aprenderemos a formar parte de la experiencia musical de varias maneras y a participar de ella de manera activa. 

Re aprenderemos a escuchar música y re aprenderemos el papel de la música y nuestro papel dentro de la música.

Aprender a escuchar música conscientemente nos llevará a ser más conscientes de todo lo que escuchamos (y lo que no escuchamos), no solo a nivel musical o a nivel sonido, sino a los demás y a nosotros mismos. 

El método de Escucha Consciente se centra en la visión médica y neurocientífica a nivel PINE (psicoinmunoneuroendocrinología) de cómo la música modifica nuestra neuroquímica cerebral:

En estos encuentros periódicos aplicaremos estos conocimientos desde diversas técnicas y dinámicas enfocándonos en como tener una mejor calidad de vida al desarrollar una escucha consciente, tanto de la música como del sonido, como participar de la música de manera que cause el efecto deseado y como utilizarla como método de conocimiento y autoconocimiento que nos permita mejorar nuestro día a día y nuestra salud.

Todo el concepto de escucha consciente está centrado en devolver el “conjunto humano” (Cuerpo, Mente, Emoción, Espíritu) a su correcto balance y armonía. 
Trabajando desde las propuestas de Escucha Consciente fomentamos la secreción de neurotransmisores y supresores del estrés como la Dopamina, Oxitocina, Serotonina y apuntamos a bajar los niveles de Cortizol por ejemplo con técnicas observadas en investigaciones científicas. A la vez, fomentamos la creación y participación musical con todo el cuerpo generando nuevas conexiones neuronales y potenciando el equilibrio y coordinación,  la oxigenación y circulación de la sangre a la vez que desde las dinámicas grupales con la voz aumentamos la secreción de inmunoglobulina mejorando nuestras defensas. 

Los encuentros pueden potenciarse con el uso de tecnología inmersiva tanto con escuchas binaurales con auriculares utilizando ondas binaurales en movimiento como pudiendo programar encuentros en sitios con instalaciones inmersivas.